Las fuertes lluvias causan en Puerto Rico graves inundaciones y destrozos

Las intensas lluvias caídas en Puerto Rico, con una acumulación de hasta 15 pulgadas, causaron graves inundaciones y daños materiales, cuya cuantía es avaluada este lunes para determinar si se emite o no el estado de emergencia.

Carreteras cortadas, escuelas cerradas, embalses en el nivel de alerta de desborde e interrupciones en el sistema eléctrico, que seguían afectando en esta jornada a miles de ciudadanos, son el resultado de las precipitaciones del fin de semana, que al menos no dejaron víctimas mortales. Algunas de estas inundaciones, provocadas por una vaguada junto a un frente frío, se perciben en la barriada de Juana Matos, en el municipio norteño de Cataño, según constató Efe en una visita al área.

 Las autoridades aún mantienen bloqueado el paso, donde hay una camioneta averiada flotando en medio de las aguas y los residentes tienen que movilizarse a pie. Además de Cataño, los otros municipios más afectados por laa inundaciones fueron Toa Baja, Vega Alta y Dorado, todos ellos ubicados en la costa norte de la isla, donde el fin de semana las precipitaciones marcaron registros históricos. EVALUACIÓN DE LOS DAÑOS La cuantía de los daños causados por las lluvias está siendo evaluada para decidir si se declara una emergencia nacional y se piden ayudas a nivel federal al Gobierno estadounidense, del que la isla es un Estado Libre Asociado.

El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, señaló en conferencia de prensa que todavía «es prematuro» confirmar si se hará una declaración de emergencia nacional. «La declaración se emite por el estimado de daños, que hoy se supone que se recibe», explicó el gobernador, añadiendo que están a la espera de que los municipios manden sus informes.

Para enviar un mensaje tranquilizador, Pierluisi adelantó que el Gobierno cuenta con un Fondo de Emergencia de 450 millones para paliar los daños. TERRENOS DISPONIBLES PARA REUBICAR RESIDENTES Las inundaciones obligaron a decenas de ciudadanos a abandonar sus hogares e instalarse en refugios habilitados en los distintos municipios, aunque el número de desplazados no fue demasiado elevado.

El problema se plantea, sin embargo, a largo plazo, ya que muchas de esas zonas ya fueron catalogadas como inundables y habría que reubicar a sus residentes. Al respecto, el gobernador mencionó que Cataño cuenta con unos terrenos disponibles de vivienda de interés social, en los cuales se pueden «empezar a buscar la manera de reubicar» a quienes lo necesiten.

En el caso del barrio Candelaria de Toa Baja, también «claramente inundable», el gobernador indicó que funcionarios del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales drenarán y limpiarán el terreno para tratar de resolver parcialmente el problema. CIERRE DE ESCUELAS Y CARRETERAS Según el Servicio Nacional de Meteorología en San Juan, se recogieron más de 15 pulgadas de lluvia en solo 48 horas en algunos puntos de la isla, lo que provocó que escuelas en al menos una decena de municipios ofrecieran hoy sus clases de manera virtual.

Las inundaciones, igualmente, provocaron el cierre de varias carreteras en los municipios de Caguas, Dorado y Naranjito, dijo en rueda de prensa la secretaria del DTOP, Eileen Vega. Además, el director interino del Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, Nino Correa, informó que hasta la mañana de este lunes unos 9.034 puertorriqueños no contaban con el servicio eléctrico, entre ellos 3.100 de la zona metropolitana.

Las lluvias también afectaron a los embalses. Cinco de los once de la isla se encuentran en el nivel de alerta de desborde, según la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), que optó por abrir incluso una compuerta de la represa del lago Patillas como medida preventiva. (EFE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial