Polémica por la declaración de servicio esencial a la educación en el Concejo.

La propuesta de la concejala del PRO Renata Ghilotti que busca  declarar como servicio esencial a la educación y propiciar el regreso a las clases presenciales, generó algunos cruces entre la legisladora y el dirigente de Sadop Martin Lucero.

Luego de su reunión con el grupo de “Padres por la Educación”, la concejala de Juntos por el Cambio, Renata Ghilotti, ingresó al Palacio Vasallo un proyecto de Decreto que señala “arbítrese los medios necesarios a los efectos de declarar a la educación obligatoria como un servicio esencial, garantizando la presencialidad de los alumnos en las aulas y en todos sus niveles”.

Al respecto Renata explicó que: “busca que el cuerpo de concejales se exprese a favor de que la educación sea declarada como un servicio esencial, abrir las aulas y terminar con las vueltas de algunas sindicalistas”, en alusión a la titular de Amsafe, Sonia Alesso, quien pidió no apurar el retorno sin antes acondicionar los establecimientos.

Desde el Sindicato Argentino de Docentes Privados Seccional Rosario, su secretario general, Martín Lucero salió al cruce y en Twitter publicó: Concejo municipal ¡PELIGRO: TRAMPA! Cuidado con los proyectos de declaración que vota. Una cosa es apoyar la apertura de escuelas. Otra es declarar la educación Servicio Esencial para limitar el derecho a huelga docente. Un viejo anhelo del PRO».

Por su parte, Ghilotti le respondió por la misma red social: “Discúlpame Martin pero queremos garantizar el derecho a la educación de nuestros hijos ¿Te opones a eso?”. Y ante las acusaciones de usar políticamente a los chicos lo cruzó nuevamente: ¿Al representar a los docentes no ejerces indirectamente un uso político sobre la educación de nuestros hijos? ¿El derecho a huelga es más esencial que el derecho de educarnos? No te comprendo Martin. El único que lleva esto a un terreno partidario sos vos.

En contacto con medios de comunicación la concejala ratificó su postura en favor del retorno de las clases presenciales y sentenció: “hubo tiempo de sobra para acondicionar los espacios y discutir paritarias y si el gobernador no cumplió deberá hacerse cargo, pero no pueden acudir siempre al apriete a través de nuestros hijos. El derecho a la educación tiene que ser esencial. Otro año con escuelas cerradas traerá profundas consecuencias a la sociedad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial