Vecinos de Villa Manuelita y Tablada se concentran a las 19 para pedir por la línea 146

En emblemático lugar del barrio y desde las 19, los habitantes de la zona le pedirán a las autoridades que no eliminen su vía de transporte al centro. «Nos cortan la piernas», explicaron. La concejala Gigliani acompaña el reclamo

Vecinos de Villa Manuelita y Tablada se concentraron el martes a las 19 en Grandoli y el Tanque para pedir que no saquen de circulación la línea 146. Aseguran que la medida, que entrará en vigencia el día 25, afectará sobre manera tanto a vecinos como a comerciantes, ya que se trata de una barriada muy importante que se quedaría sin un servicio esencial.

Por esa razón decidieron manifestarse nuevamente y pedirle al municipio que dé marcha atrás con la medida.

“Los vecinos estamos disconformes con esta medida que se implementará el 25 de enero. Por eso vamos a hacer una juntada en este lugar tan representativo del barrio para protestar y  pedir que revean la situación. La línea 146 nos lleva al centro, Pami, al Provincial, a las universidades, a las escuelas, a la Terminal de Ómnibus. Pedimos eso a las autoridades, que no nos saquen esos colectivos porque nos cortan la piernas”, explicó a El Ciudadano Benjamín Frías, habitante del barrio que colabora con la Vecinal.

Los vecinos esgrimen que la línea 146 es la que los lleva hasta el centro de la ciudad con rapidez, y que quedará sólo el 144 que llega hasta Pellegrini.

Aquellos de mejor memoria apuntan al recuerdo del viejo 200, que ahora es el 146 y que los transporta cerca de la Facultad y a los bancos en los que los jubilados van a cobrar.

La semana pasada se realizó una protesta similar, tras la cual se les explicó que se iba a analizar el pedido.

La concejala de IP Fernanda Gigliani acompañó el reclamo de  vecinos del barrio Tablada, quienes manifestaron  su oposición a que los cambios en el TUP signifiquen quedarse sin la línea 146, que les ha permitido históricamente, una conexión más directa con el centro y norte de la ciudad.

Gigliani manifestó que “hay que asumir una actitud de escucha y de permeabilidad ante todos estos reclamos, debemos tender puentes de diálogo para impedir que vecinos de nuestra ciudad queden aislados, y evitar que la necesaria reestructuración del transporte urbano, afecte a los usuarios, que en su mayoría son trabajadores y estudiantes, de los sectores populares”

El Municipio informó que eliminará algunas líneas de colectivos, mientras que otras se fusionarán debido a los altos costos y a la necesidad de reorganizar el transporte público. Se desea aumentar los micros en las avenidas, ofreciendo un sistema de trasbordo desde y hacia los barrios.

En este caso se elimina la línea 146, pero la zona sería cubierta por la 122 y aunque entre la parada de ambas líneas hay tres cuadras de diferencia, los vecinos explican que debido a la inseguridad en la zona en esas cuadras se exponen a un riesgo de sufrir robos.

La falta de una conexión con el centro también afecta a aquellos vecinos de Tablada que necesiten acercarse hasta PAMI, Anses, la Municipalidad u otros organismos con sede en céntrica.

Fuente: elciudadanoweb.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial