Argentina cierra parcialmente sus fronteras y exigirá PCR y cuarentena

El Gobierno ampliará el cierre de fronteras ante el aumento de los contagios. Lo decidió Alberto Fernández luego de recibir el informe de los expertos epidemiólogos, en medio de la alerta mundial por la nueva cepa del COVID-19

El Gobierno oficializó el endurecimiento de los ingresos al país por vía terrestre y aérea. La principal novedad es que tanto argentinos y residentes como extranjeros deberán realizarse un PCR y un aislamiento obligatorio de 7 días. Si quien viaja realizó el hisopado las 72 horas previas, no será necesario realizarlo al llegar. Será a partir del 25 de diciembre y se extenderá hasta el 8 de enero.

Al mismo tiempo, los pasos terrestres que se encontraban habilitados hasta el momento permitirán sólo el ingreso de ciudadanos argentinos y residentes, también con el requisito de PCR negativo y realizar cuarentena obligatoria de 7 días.

De esta manera, queda en suspenso la prueba piloto que autorizó el ingreso de turistas extranjeros provenientes de países limítrofes, tanto por en las terminales aéreas de Ezeiza y San Fernando, como por la portuaria de Buquebus. En esta terminal del Puerto de Buenos Aires sólo se autorizará el ingreso de argentinos y residentes.

La Dirección Nacional de Migraciones (DNM) dispuso que los pasos fronterizos de San Sebastián e Integración Austral, ambos situados en Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, queden exceptuados de la restricción de egresos e ingresos, para garantizar el tránsito con la República de Chile y la conexión con el resto del territorio argentino.

Debido a la nueva cepa del virus, las restricciones al ingreso desde el Reino Unido se impusieron el domingo último a la noche, cuando se dejó aterrizar el último vuelo de British Airways al día siguiente. Ahora, se agregó la misma prohibición a Italia, Dinamarca, Países Bajos y Australia. Por el momento España no será incluido porque el análisis se realiza “país por país”.

No habrá problemas para salir del país ni tampoco para regresar de naciones con las que las fronteras continúen abiertas, como es el caso de los Estados Unidos. Pero sí se exigirá PCR. Las personas que se hayan visto imposibilitadas de realizar el test de PCR negativo con 72 horas de antelación al embarque en el país de procedencia, podrán realizar un análisis a su arribo a Ezeiza.

Fuente: Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial