Condena histórica por contaminación en San Martín sur

Después de 3 años de lucha, en San Martín Sur se respira algo de justicia, pero sobre todo dignidad, organización y victoria colectiva.

Junto a vecinos y vecinas, instituciones del barrio como el Centro de Salud, la Escuela y la Parroquia, Techo y Ciudad Futura, emprendimos un camino para impedir que la empresa Los Pinos contamine el zanjón que bordea todo el barrio y desemboca en el Arroyo Saladillo arrojando fluidos y desechos que hacían imposible respirar y ocasionaban severos daños en la salud a los y las habitantes del lugar.

Después de un largo periplo por distintas instituciones estatales sin ningún resultado, nos organizamos, recabamos testimonios, historias clínicas, hicimos estudios del agua a través de la UNR, y presentamos una denuncia penal ante la fiscalía de delitos ambientales del MPA.

En virtud del legítimo miedo que muchxs vecinxs conservaban a la hora de enfrentar esta denuncia después de las amenzas y aprietes sufridos, los entonces 4 concejales de Ciudad Futura Juan Monteverde, Caren Tepp, Pitu Salinas y Jesica Pellegrini se presentaron como denunciantes, con el patrocinio letrado de Gabriela Durruty, acompañando y rodeando la firma de vecinos y vecinas que estuvieran en condiciones de hacerlo.

Con gran emoción, a fines del 2019 veíamos cómo el fiscal Matías Ocariz constataba que el accionar ilegal de la empresa dañaba la salud y clausuraba sus instalaciones preventivamente. Ayer, ese camino judicial se coronó con una audiencia en el Centro de Justicia Penal en el que el titular de la empresa aceptó su responsabilidad en el delito de contaminación ambiental de un modo peligroso para la salud y se sometió a una condena a 3 años de prisión en suspenso y a pagar una indemnización de $ 300.000 que será destinada al Centro de Salud del barrio.

Es un gran paso no sólo para el barrio que dio una batalla por el derecho a la salud y calidad de vida de sus habitantes sino también para toda la sociedad, sentando un gran precedente en materia de delitos ambientales y mostrando, una vez más, que siempre vale la pena luchar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial