Madrid cerrará perimetralmente del 4 al 13 de diciembre y baja el umbral para confinar a 400 casos

El inicio del cierre de la región coincidirá con el puente de la Constitución

El viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, junto a la directora general, Elena Andradas – De San Bernardo – (Gentileza)

La Comunidad de Madrid cerrará perimetralmente durante el macropuente de diciembre, el de la Constitución, como avanzó ayer ABC y ha confirmado hoy con fuentes regionales. No se podrá entrar ni salir de la región salvo causa justificada desde las 00.00 horas del viernes hasta el lunes 14 a las 00.00 horas, durante diez días. Es decir, entre el viernes 4 y el domingo 13 de diciembre, ambas fechas incluidas, la región estará cerrada.

Este anuncio de cerrar no solo durante el puente, como ocurrió con las festividades de Todos los Santos y de la Almudena, lo ha hecho el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero. «Es una medida prudente. La movilidad en torno a ese puente tan amplio con tantos días festivos es tan grande que por precaución tomamos una medida quirúrgica, como es la de cerrar solamente esos días. Hemos recabado los datos de la movilidad con respecto a años anteriores, la movilidad se duplica o triplica en esas fechas. Lo hacemos para bajar la incidencia de cara a la Navidad. La presidenta está perfectamente informada», ha explicado en la rueda de prensa, donde ha recordado que continúa vigente el toque de queda desde las 00.00 horas hasta las 6.00 horas.

El «macropuente» de diciembre es uno de los más importantes en Madrid desde el punto de vista del turismo y la economía. Cada año se repetían las imágenes de las calles del centro, como Preciados, Mayor o Alcalá, abarrotadas de residentes y de visitantes que acudían a la capital para disfrutar de la decoración navideña y realizar sus compras para las fiestas. Hoteles, restaurantes y tiendas se llenaban para la ocasión. De hecho, durante el puente de la Constitución de 2019, la hostelería madrileña ingresó unos 19 millones de euros. Este año, millones de madrileños tendrán que disfrutar del ocio dentro de los límites de la región –con excepción de aquellos que residen en zonas básicas de salud confinadas, que no podrán salir de esas áreas–, pero los hoteles serán, una vez más, los más perjudicados por el cierre.

Además, la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, ha anunciado que el umbral de incidencia acumulada para confinar zonas básicas de salud descenderá hasta los 400 casos por cada 100.000 habitantes a partir del próximo lunes 23. Desde esa misma fecha, permanecerán confinadas siete nuevas zonas básicas de salud: dentro de la capital: Artilleros, en el distrito de Vicálvaro, y La Elipa, en Ciudad Lineal. En Alcobendas, La Moraleja; y en Fuenlabrada, Cuzco, Castilla la Nueva y Alicante.

La otra cara de la moneda se encuentra en aquellas que, debido a la acusada bajada de la incidencia, ya dejarán de estar limitadas. Estas son: Barrio del Puerto y Doctor Tamames en Coslada (bajada de más del 50%), Núñez Morgado en el distrito de Chamartín (-58,8%), Pintores en Parla (-51%), Puerta del Ángel en el distrito de Latina (-55%), Villamil en el distrito de Tetuán (53,5%) y Virgen de Begoña en el distrito de Fuencarral El Pardo (-70%). Con la salida de estas zonas básicas de salud se mantendrán las restricciones en 30 de las áreas en las que actualmente hay limitaciones a la movilidad al menos durante una semana más.

En los últimos 14 días la incidencia acumulada del coronavirus en Madrid se ha situado en 297 casos por cada 100.000 habitantes, descendiendo de manera notable respecto a la tasa de 813 que tuvo durante el pico de la segunda ola. Además, los casos positivos han descendido un 65,21%. Zapatero ha detallado durante su comparecencia que hay 2.266 pacientes ingresados por Covid-19, de los que 1.881 están en planta y 385 en UCI. Esto supone, dentro de la segunda ola, un descenso del 43.4% de enfermos en planta y una reducción del 23,7% de los que están en la UCI.

Esta rebaja del umbral para practicar confinamientos quirúrgicos –desde los 1.000 casos el 13 de septiembre hasta estos 400– y cerrar no solo el puente sino durante diez días son medidas estrictas impulsadas desde la Consejería de Sanidad con la intención de llegar a Navidades con una mejor tasa para poder relajar las restricciones. De hecho, desde el Gobierno regional ya se está estudiando la posibilidad de aumentar el límite de personas que se pueden reunir, especialmente durante las fechas señaladas de Nochebuena y Nochevieja. Asimismo, en el Consejo Interterritorial el Ministerio de Sanidad decidirá las recomendaciones homogéneas para todas las comunidades autónomas de cara a la Navidad, por lo que aún no está decidido si se podrá levantar o restringir las horas del toque de queda, que en Madrid es desde la medianoche a las seis de la mañana.

Fuente: ABC Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial