La nueva Sala de Formación de la institución se llamará María Bressa

La sala está ubicada en el nuevo edificio de la Defensoría del Pueblo y fue bautizada en reconocimiento a las funciones que desempeñó la Dra María Bressa, quien formó parte de la institución desde su creación llegando a ser directora General.

El defensor del Pueblo de Santa Fe, Raúl Lamberto, encabezó este viernes el acto inaugural de la Sala de Formación bautizada María Bressa que se encuentra en el nuevo inmueble que la institución adquirió y puso en valor en la ciudad de Rosario. “La decisión de nombrar a esta sala en homenaje y conmemoración de María Bressa surgió a raíz de la gran cantidad de solicitudes recibidas por parte de ex compañeros y compañeras para que este espacio lleve su nombre, como acto de reconocimiento a su huella institucional y humana”, explicó el defensor.

 También estuvieron presentes en el acto los familiares de María Bressa, el ex defensor del Pueblo Norberto Nicotra, la ex defensora del Pueblo María Angélica Gastaldi, ex compañeros de la homenajeada y personal de la institución.

 Lamberto se refirió al rol de la institución: “Creo que no son muchas las instituciones que unen en este país de las grietas y la defensoría une. Ha unido a los gobernadores, ha unido a los intendentes, y nos une a los defensores”. En este sentido, el defensor habló sobre el legado que dejó Bressa: “Siempre pienso que detrás de las instituciones hay pensamientos que subyace, creo que está el pensamiento de los defensores que ha sido muy importante, pero en este caso en particular siempre está el pensamiento de María Bressa. Cada tema que he abordado alguien me recordaba lo que María Bressa había propuesto al respecto”, y continuó: “Pero no era solamente alguien que guiaba una idea de funcionamiento de la institución, sino alguien que trasmitía ética, principios, ganas de hacer, ganas de colaborar”.

 Por último, Lamberto señaló que “al unir estas dos casas, que hoy conforman la defensoría buscamos el epicentro para darle este nombre, y nos pareció que era esta Sala de Formación a la cual hay que darle vida, con formaciones y capacitaciones sobre todos los alcances, potenciales y acciones de la institución”.

 Durante la jornada se leyeron cartas de adhesión de muchos de los ex compañeros de la homenajeada que contaron sus distintas experiencias y aprendizajes adquiridos trabajando con ella, entre otros enviaron sus recuerdos Carlos Manera, Héctor Superti, Sirley Re, Claudia Durigón, Analía Colombo, María Laura Pasquero, Arturo Gandolla, Gabriela Moffson, y Mariano Yakimavicius.

 A su turno, Nicotra expresó: “Para mí es una satisfacción estar presentes en este momento importante”, y recordó: “María era una mujer a la que vi que de entrada tenía la camiseta puesta de la institución, una institución que era absolutamente desconocida. Costaba explicar el sentido y la función de este instituto del derecho público”, y remarcó: “Ella siempre de buen humor, siempre positiva”.

 Por su parte, Gastaldi rememoró: “Todos sabemos que María fue artífice de esto, fue una persona que me marcó en la vida, una persona noble con una enorme calidad humana y una generosidad sin límites”, y enfatizó: “Para mí fue una pérdida grande, era como una hermana. Las personas que la pudimos conocer sentimos esa pérdida, pero también tuvimos el privilegio de haber tomado contacto con ese ser humano excepcional”.

 La Sala de Formación María Bressa es el salón de usos múltiples que está ubicado en el segundo piso del flamante inmueble que la defensoría adquirió, remodeló e inauguró días atrás.

 El mismo está ubicado en calle Paraguay 756 y está conectado internamente con la histórica sede rosarina de la institución de calle pasaje Álvarez 1516.

 MARÍA BRESSA

 María Bressa cumplió funciones en la Defensoría del Pueblo desde el momento de su creación. Alcanzó la Dirección General del organismo, desde donde contó y cuenta con el reconocimiento de quienes fueron sus compañeras y compañeros de trabajo, ejerciendo un liderazgo significativo para el desarrollo y evolución de la institución.

Oportunamente fue designada defensora del Pueblo Ad Hoc, cargo que ejerció efectivamente ante la falta de designación del defensor titular y los defensores adjuntos. Su labor en la institución gozó del reconocimiento público de la ciudadanía y de distintas organizaciones públicas y privadas.

 En virtud de su compromiso con la protección y la defensa de los derechos humanos y los derechos ciudadanos también fue convocada a ejercer otros cargos públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial