Daniela León solicita el uso compasivo de Ibuprofeno Inhalado en Rosario

La concejala de Juntos por el Cambio impulsó un proyecto, aprobado en la sesión del jueves, para que la Municipalidad estudie la factibilidad de la aplicación de ibuprofeno inhalado como tratamiento compasivo en pacientes con sintomatología moderada a severa.

 El Concejo Municipal aprobó una iniciativa de la Concejala Daniela León acompañada por sus pares Alejandro Rosselló, Ana Martínez, Carlos Cardozo y Germana Figueroa Casas, en busca de impulsar la aplicación del tratamiento con Ibuprofeno Inhalado en pacientes Covid-19 positivos. Puntualmente solicita al Departamento Ejecutivo Municipal que estudie la factibilidad de aplicación de este tratamiento compasivo en todos los efectores públicos municipales afectados al abordaje y tratamiento de casos de Covid. Además invita a los efectores privados a incorporar este protocolo de tratamiento. 

“Si bien por el momento se trata de un tratamiento experimental para esta enfermedad, ya fue aplicado en otros distritos como Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, La Rioja y Jujuy con buenos resultados. En Rosario varios profesionales han manifestado el interés en el tratamiento, sobre todo de uso compasivo, que podría ser una buena alternativa para aquellas personas que no respondieron favorablemente  a otros tratamientos” comentó la autora del proyecto, Daniela León.

Durante la pandemia y ante el aumento de pacientes que no respondían a tratamientos convencionales, en Córdoba se comenzó con la aplicación del Ibuprofeno Inhalado con buenos resultados, por lo que rápidamente algunas otras provincias adoptaron también este tratamiento a modo compasivo. La provincia de Santa Fe aún no adoptó esta medida que podría dar respuesta a pacientes que actualmente no disponen de un tratamiento que les genere alivio y mejoras. 

En los pacientes en los que se aplicó, los especialistas decidieron llamarlo “terapia de rescate” con el objetivo concreto de mostrar que este tratamiento busca resolver el cuadro médico en la fase clínica previa a que el paciente necesite el respirador artificial. “Teniendo en cuenta la situación crítica de ocupación de camas de Unidad de Terapia Intensiva, cercana ya al 100%, la aplicación de este tratamiento podría resultar una buena herramienta para aliviar las áreas de cuidados intensivos y evitar el colapso” concluyó León.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial