A los trabajadores de los sistemas de salud

Los amamos. Estamos con ustedes. Siempre con ustedes

La Chiqui: Ha dedicado su vida a trabajar en diferentes espacios y ámbitos de la cultura. Mayormente en la ciudad de Rosario, donde nació y se crió en el barrio Saladillo, para luego comenzar una extensa producción teatral como actriz, directora y dramaturga dentro y fuera del país.

Sólo que  nenecito hablar con ustedes y sobre ustedes, con cada uno, en cada puesto de trabajo.

Cuando el nadador siente que allí está el final de sus fuerzas, aparece un resto que lo hace seguir y llegar a su destino. Ustedes, aplaudidos desde los balcones, ya no tienen ese estímulo, porque los balcones ya no aplauden, ni cantan, ni se enamoran entre ellos.

No estoy aquí para desconocer lo que les produce a ustedes el desánimo y a veces cierta ira por una sociedad que todo lo politiza, que saben revueltas o fiestas sin distanciamiento y que realiza tantos actos que en lugar de impulsar, invalidan.

Uno de los peores sensaciones en una catástrofe es sentirse solo y poco cuidado por la gente. Pero esa gente es al fin también su resto. Hay una mayoría silenciosa de niños, viejos, mujeres, hombres de bien que resisten la pandemia con dignidad. Y la dignidad es conmovedora. Y sepan que excedo.

Es respeto mutuo entre ustedes y los que padecen y los que temen y termine entre ustedes y sus propias necesidades y conflictos en medio de un país. Mundo en profunda crisis. Es el respeto mutuo de los que no admiran. Otros los bendicen o los que desearíamos cuidarlos a cada uno, uno a uno.

Toda esa sociedad que los ha puesto, que ha puesto su resto en el resto de ustedes, sin olvidar los meses en que nos han sostenido desde la prevención a la terapia intensiva. Esa sociedad no los olvida cada día que amanece, piensan ustedes y les pides que resistan, que los ayuden, que los ayude.

Entre 2006 y 2007 fue secretaria de Cultura de la Municipalidad de Rosario y entre 2007 y 2019 fue la ministra de Innovación y Cultura de la provincia de Santa Fe., entre otros cargos relevantes

Esta actitud permanentemente valiente que están mostrando y que para todos nosotros nos ayuda a resistir. Ya sea hay desgaste, hay tristeza ante la muerte solitaria y el aire que ya no parece el aire ni de la ciudad ni de salud. Vivimos porque respiramos y a todos nos falta el aire cuando los vemos a ustedes quince horas, dieciocho horas, como si fueran a ir a la luna. Pero no es así. Ir el hospital al sanatorio o van al centro de salud. También desgasta mucho protegerse del otro.

Ustedes que quieren cuidar a la gente, alejarse del otro para cuidarlo. Cuidando a los pacientes y a sus familias, a sus vecinos, alejándose. Recuerden que la gran mayoría de este pueblo no es inescrupuloso y jamás olvidará a la pandemia. La acción enorme, humanizante, terca y luminosa que ustedes vienen demostrando sin ser beneficiarios de casi nada, son dadores, dadores todo el tiempo. Voces detrás del barbijo y la escafandra que habla y habla por los que no salen en televisión, por los invisibles, por los humildes, por los mayores y por las infancias.

No son aplausos lo que ustedes están reclamando, ni reverencias y gestos que reciben los héroes. Lo que tenemos que darles en este, en este momento es una gratitud viviente, temblorosa, convertida en bandera, en bandera que recorra las calles y un amor silencioso. Pero enorme. Una espera aislada, ahogada, suspendida, pero convertida en esperanza. Los amamos. Estamos con ustedes. Siempre con ustedes. Siempre.

Estas palabras en nombre de la sociedad. En la que estoy inserta. La sociedad argentina, que todavía lucha y todavía quiere un país mejor.

Dra. María de los Ángeles «Chiqui» González

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial