Rebrotes de coronavirus: la situación en España despierta temores a una “segunda ola” de covid-19 en Europa

¿Están otros países europeos preocupados por las subidas?

La mayoría de los países europeos están viendo aumentos de casos y rebrotes, pero quieren mantener las economías en funcionamiento y esperan que cualquier segunda ola se limite a ciertas regiones.

Apenas un mes después de que España pusiera fin al estado de alarma, ciudades como Barcelona, Zaragoza y la capital, Madrid, han visto un aumento de nuevos contagios, lo que ha llevado al gobierno a advertir que una segunda ola puede ser inminente.

El gobierno de Cataluña anunció que todos los clubes y bares nocturnos de la región tendrán que cerrar por dos semanas.

El Ministerio de Defensa español está además poniendo en marcha un sistema de rastreo de alerta temprana para evitar una subida de casos en el ejército.

El periodista de la BBC Guy Hedgecoe dice desde Madrid que el contagio entre jóvenes es una gran preocupación, dado que se han estado congregando por las noches en grandes grupos en las ciudades.

El epidemiólogo Daniel López-Acuña le dijo a la BBC que la edad media de los contagiados puede subir «porque la transmisión se está produciendo de los jóvenes al resto del hogar, y sin duda a los mayores».

Reino Unido anunció que quienes regresen de España se deben autoaislar durante 14 días a partir de este domingo.

Esto incluye las islas Baleares y las Canarias, aunque esos destinos no están incluidos en la última alerta general del gobierno británico que insta a evitar cualquier viaje que no sea esencial a la España peninsular.

Noruega también avisó que empezará a poner en cuarentena a las personas que lleguen de España, al tiempo que Francia recomendó a sus ciudadanos no viajar a Cataluña.

Bélgica ha prohibido los viajes a las ciudades de Huesca y Lérida, con recomendaciones de no viajar a otras áreas en España y ha ralentizado su reapertura en medio de un marcado aumento de casos.

Italia está aislando por dos semanas a las personas procedentes de Rumanía y Bulgaria después de que llegaran algunos casos de esos dos países.

El primer ministro de Francia, Jean Castex, apuntó que las personas procedentes de 16 países en los que el virus está circulando ampliamente serán objeto de pruebas del coronavirus in situ.

El Ministerio de Salud francés informó que ahora hay más de 1.000 nuevos casos diarios en los hospitales.

Por su parte, Alemania dijo que implementará pruebas obligatorias para los vacacionistas que regresen de destinos de alto riesgo después de que los contagios alcanzaran una cifra récord en dos meses.

Fuente: BBC Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial