Prohíbe la “importación, distribución, comercialización y publicidad de cigarrillos electrónicos

Tiene media sanción el proyecto que prohíbe la comercialización y uso del cigarrillo electrónico en la provincia

Una iniciativa del senador sanlorencino Armando Traferri que prohíbe la “importación, distribución, comercialización y publicidad de cigarrillos electrónicos” en todo el territorio santafesino obtuvo recientemente media sanción en el Senado provincial. La norma buscar dar cumplimiento a la disposición 3.226/11 de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica de la República Argentina (Anmat), que veda la circulación y uso de estos dispositivos debido a la “poca evidencia científica sobre su eficacia como un sustituto saludable al tabaco” y a las advertencias de la Organización Mundial de la Salud respecto de la emisión de sustancias tóxicas para las personas. Además, un estudio reciente de la Universidad de Stanford determinó que quienes usan estos dispositivos tienen siete veces más chances de contraer Covid 19.

El proyecto impulsado por el senador justicialista, integrante del bloque del Nuevo Espacio Santafesino (NES), estipula además que el Ejecutivo deberá “implementar campañas propagandísticas en medios gráficos, radiales, televisivos y por redes sociales, tendientes a concientizar sobre los daños adversos para la salud que tiene el uso de cigarrillos electrónicos, como así, darán difusión a la prohibición vigente en todos los locales comerciales que se dediquen a la venta de productos de la misma rama”.

En los considerandos se destaca que en octubre del año pasado ocurrió el primer “caso de un hombre de 30 años internado en terapia intensiva en la provincia de Buenos Aires, a causa del uso del llamado cigarrillo electrónico”. En ese sentido, Traferri recordó que la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción (Sedronar) “ha explicado en un informe que los cigarrillos electrónicos aún adolecen de un suficiente y firme control”. Y que la autoridad de regulación de drogas de Estados Unidos (FDA) “encontró en muestras analizadas cantidades detectables de sustancias no declaradas por el productor, tóxicas y factibles de generar cáncer”.

Si bien muchos sostienen que estos elementos pueden ayudar a dejar de fumar, los estudios muestran que, si bien algunos fumadores cambian de modalidad de consumo de tabaco, solo una proporción muy baja logra dejar de fumar. Por el contrario, la Anmat consideró en 2016 que estos dispositivos, “podrían perpetuar y reforzar el hábito de fumar, aun en aquellas personas que los usan como elemento recreativo”.

Con respecto al Covid 19, un estudio llevado a cabo por la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford entre más de 4.300 jóvenes de entre 13 y 24 años determinó que quienes utilizaban vapeadores o cigarrillos electrónicos tenían entre cinco y siete veces más posibilidades de contraer el nuevo coronavirus. En el contexto de la lucha contra la pandemia, su prohibición cobra todavía mayor relevancia.

“La disposición de Anmat de 2011 fue ratificada por otra de similares características en el año 2016. Sin embargo, sabemos que en la práctica lejos está de ser cumplida en su totalidad. Entendemos que el gobierno de la provincia tiene un deber impostergable sobre el cuidado y mantenimiento de la salud pública de todos los santafesinos”, concluye el senador Traferri en su proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial