Ultiman detalles de la reforma judicial que se enviará al Congreso para licuar la influencia de Comodoro Py

El punto central es la fusión del fuero Criminal y Correccional Federal con el fuero Nacional en lo Penal Económico

La reforma judicial anunciada por el presidente Alberto Fernández se encamina a concretarse. El Poder Ejecutivo enviará al Congreso -se estima que esta semana- un proyecto de ley en el que propone modificaciones en la justicia federal.

Según pudo confirmar Infobae en fuentes oficiales, el principal hecho que abarca la reforma es la fusión del fuero Criminal y Correccional Federal con el fuero Nacional en lo Penal Económico.

Es decir que los 12 juzgados federales de Comodoro Py dejarán de existir tal como se los conoce. En los juzgados federales se investigan los casos de corrupción que involucran a los funcionarios del Poder Ejecutivo -de la actual administración o de las anteriores- pero también los de trata de personas y narcotráfico, entre otros delitos. Siempre ha sido el fuero con mayor relación con la dirigencia política -sin distinción de quien fuera el partido gobernante- y donde se tratan los casos con repercusión en los medios de comunicación.

El proyecto de Ley que enviará Fernández al Congreso -salvo modificaciones de último momento-contempla la fusión de los 12 juzgados federales con los 11 del fuero Penal Económico. El fuero creado se llamará fuero Penal Federal. Es decir que se mezclarían dos fueros que entienden en materia federal ya que Penal Económico se ocupa de casos de contrabando y de violaciones a la Ley Penal Tributaria, entre otros delitos. Además los fueros son vecinos: los edificios que albergan a los juzgados están separados por unas cuadras en el barrio de Retiro. Los 23 juzgados actuales se duplicarían y pasarían a ser 46. Eso se logrará repartiendo cada una de las secretarías que tienen los juzgados actuales con los nuevos.

De esa forma -siempre y cuando no se generen otras vacantes- el Gobierno tiene la posibilidad de designar los 23 nuevos jueces de Penal Federal más los cuatro que restan para ocupar los juzgados que no tienen titulares. Se tendrán que designar también 23 fiscales para el nuevo fuero Penal Federal y un número considerable de defensores oficiales.

Por arriba de los juzgados de Instrucción del nuevo Fuero Penal Federal estarán las dos cámaras que actualmente actúan por separado. La Cámara Federal que tiene seis cargos y la Penal Económico con otros seis. La fusión de esos dos tribunales será la que revise las decisiones de los jueces en el nuevo esquema de la justicia federal.

La reforma judicial no abarcará a Comodoro Py solamente. El Gobierno incluirá en el proyecto una idea que presentó el macrismo en 2018. Duplicar los juzgados federales del interior del país donde ahora cada juzgado tiene competencia múltiple en varias materias como en materia criminal y correccional (penal), y la otra en lo civil y comercial federal, laboral federal y contencioso administrativo federal, seguridad social, etc.

En el  proyecto de Ley de reforma judicial que se enviará al Congreso estos son algunos de los puntos a tratar debatir y aprobar, aunque la puesta en marcha del sistema acusatorio implica una inversión muy grande en infraestructura y en personal que, a la luz de la situación económica agravada por la pandemia de coronavirus, no parece estar al alcance de la mano.

Si el proyecto avanza –y el oficialismo tiene cómo lograr la aprobación- habrá conseguido diluir el poder que se había concentrado en Comodoro Py. Un poder que el peronismo, en todas sus variantes desde 1983 para acá, ayudó a crecer, fortalecer, consolidar y convertirlo en lo que en la actual etapa crítica. El macrismo en los cuatro años de gobierno hizo casi nada para desmantelar lo construido

olavieri@infobae.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial