España abandona el estado de alarma después de tres meses y entra en la ‘nueva normalidad’

Tras 98 días de estado de alarma, con más de 28.000 muertos por coronavirus y un clima de crispación política derivado de la gestión de la pandemia, España deja atrás el estado de alarma este domingo a las 00:00 horas

La ‘nueva normalidad’, ese concepto que hace ya dos meses utilizó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para describir el proceso de desescalada en el que iba a entrar España, ya es una realidad. Este domingo 21 de junio a las 00:00 horas decae el estado de alarma, el instrumento constitucional y jurídico que ha permitido controlar la movilidad interprovincial; y con él finaliza también el mando único.

El fin del estado de alarma supone recuperar el derecho que hace tres meses fue limitado como consecuencia directa de la pandemia, la libertad de circulación. A partir de esta noche, los españoles pueden moverse libremente por el territorio cumpliendo con las medidas de seguridad e higiénico-sanitarias que han detallado las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad.

Han sido 98 días. Tres meses de incertidumbre, de caos sanitario, de quiebra de certezas. El horizonte de posibilidades que tenían los españoles se ha visto cercenado abruptamente por un virus que, en silencio, se coló en nuestras vidas, en nuestros hogares y residencias sin que nadie lo detectara a tiempo.

A partir del 14 de marzo todo cambió. Vimos como se cerraban las fronteras, las calles se vaciaron y se sustituyeron por miedo. Todos los días un grupo de personas salía en la televisión a anunciar las peores noticias, al final solo quedó uno con el pelo ensortijado y problemas en la voz que también nos dio las mejores noticias.

Vimos los ataúdes, escuchamos los aplausos, observamos los problemas de otros en Europa. Después doblegamos la curva y empezaron las flexibilizaciones. Los niños volvieron a correr, luego los adultos. Más tarde los paseos se convirtieron en rutina. La desescalada avanzó y el problema sanitario quedó a un lado para dar lugar a la política y el enfrentamiento. Hemos visto el drama en las residencias y el drama sobre su gestión. En algún momento surgió un nuevo derecho social, el Ingreso Mínimo, la “quinta pata” del Estado del Bienestar.

Hemos sido testigos de las peleas en Europa con esos halcones de la deuda reacios a dar rienda suelta a decenas de miles de millones que refundan el buque europeo. Todavía discuten. Ahora España abre y lo hace optimista, pero cauta. Sanidad ha reconocido que ha habido 34 rebrotes, 9 de ellos siguen activos. Las noticias que llegan de fuera no son halagüeñas: hay brotes muy explosivos en Alemania, en Pekín y en Reino Unido. Latinoamérica, continente hermano, todavía lucha contra el coronavirus y no parece ganar la batalla.

Se reabrieron las fronteras a todos los países de la UE menos Portugal, cuyo gobierno negoció hacerlo de forma «coordinada» el 1 de julio, con un acto en el que estarán presentes el rey Felipe VI, el mandatario luso, Marcelo Rebelo de Sousa, así como el presidente del Gobierno y el primer ministro de ambos países, los socialistas Pedro Sánchez, y António Costa, respectivamente.

A partir de hoy los extranjeros que llegan a los aeropuertos españoles ya no tienen que realizar una cuarentena, solo deben rellenar un formulario sanitario -donde brindan datos para poder ser localizados-, son sometidos a control de temperatura y visual.

España sale y abre los brazos a los turistas. 47 millones de españoles tratan de reconstruir un país muy dañado por los embates de un virus que ha venido a recordarnos que hay que proteger la biodiversidad. Solo un ecosistema sostenible puede impedir que hablemos de ‘nuevas normalidades’ y ‘estados de alarma’. Nuestro país deja atrás meses de conmoción, pero permanece ojo avizor a lo que suceda más pronto que tarde. Después de casi 100 días toda España entra en la ‘nueva normalidad’ y todo sea consecuencia maravillosa del calendario a las 23:44 de este sábado empieza también el verano astronómico y durará 93 días. (SER)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial