El Gobierno Provincial continua controlando fuertemente dos accesos territoriales

Desde esta semana hay puestos sanitarios en el acceso al kilómetro 28 en la localidad de Florencia y en el peaje General Lagos para controlar a las personas que ingresen a la provincia desde Chaco y Buenos Aires respectivamente.

El secretario adjunto de Salud, Jorge Prieto, detalló este miércoles que el programa “Accesos Cuidados se está instrumentando en forma conjunta con los ministerios de Salud y Seguridad, con Seguridad Vial, Protección Civil, y, en el norte, con la policía rural y con los equipos de salud territoriales”.

“Esta estrategia tiene como finalidad el control sanitario de dos puestos de frontera: uno en el acceso al kilómetro 28 en la localidad de Florencia, en el límite con Chaco; y el otro en General Lagos, en el sur, que tiene gran accesibilidad de vehículos livianos y pesados. Estamos cuidando los accesos en dos lugares territoriales muy importantes”, agregó el secretario.

Por su parte, el director de la Agencia Provincial de Seguridad Vial, Osvaldo Aymo, detalló que “venimos llevando adelante más de 134 puestos de control a lo largo y ancho de la provincia y en los límites interprovinciales. Hasta que el gobernador de la provincia puso los ojos en el sur y norte de la provincia de Santa Fe, con lo que está pasando en CABA, AMBA y Chaco y esos puestos de control son mirados con mucha atención”.

“Específicamente en el puesto de General Lagos –continuó Aymó-, en la autopista Rosario-Buenos Aires, que nos comunica en tres horas y media con la Capital Federal, hemos puesto un control que tiene una presión tremenda. En una época normal, por el peaje de General Lagos pasan 30.000 vehículos por día. El 19 de marzo, cuando se dicta el aislamiento social, preventivo y obligatorio, bajó dramáticamente a 8.000 vehículos por día, que eran todos los exceptuados, que siempre fueron los transportistas”.

“A medida que se fueron liberando actividades económicas y más cantidad de gente con la documentación que respalda que podía circular, salieron a la vía y fue aumentando paulatinamente. Cuando la provincia de Santa Fe cambió de status de la cuarentena a fase 4, pasamos a 18.000 vehículos por día”.

“En este momento estamos en más de 22.000 vehículos por día. Esto hace una presión tremenda sobre los organismos de control por la documentación que respalda que uno puede circular más la toma de temperatura. Eso hace que la gente tenga que estar en una cola y en una espera. Esto es cuidar a los santafesinos”, concluyó Aymo.

Por último, la jefa de salud y directora del hospital base de Villa Guillermina, Flavia Chávez, detalló que la modalidad de trabajo en el acceso al kilómetro 28 en la frontera con el Chaco “tiene que ver con estar en ese lugar en los momentos de más tránsito. La idea es detectar personas que estén circulando con alguno de los síntomas, paralo cual se paran los vehículos, se le realiza una entrevista, se le mide la temperatura y se le realiza el test del olfato”.

“Nosotros desde el norte siempre decimos que la salud la construimos entre todos, y creemos que el camino al éxito que tienen que ver con poder convertir las crisis en oportunidades. Esta pandemia nos dio la oportunidad de plantear un trabajo interinstitucional entre los equipos de Salud, el Ministerio Público de la Acusación, las fuerzas de seguridad, los gobiernos locales, organizaciones no gubernamentales”, finalizó Chávez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial