Preocupa la bajante del Rìo Paraná

Desde la Defensoría del Pueblo se enviaron distintos pedidos de informe a diferentes áreas gubernamentales, que poseen jurisdicción sobre la explotación y control del río Paraná, para configurar un escenario detallado de las acciones realizadas en torno a la bajante del río y la captación de agua para consumo.

La Defensoría del Pueblo de Santa Fe realizó un seguimiento de las acciones llevadas adelante por las diferentes áreas del Estado que poseen injerencia sobre la cuenca del Paraná. De esta forma, recabó a través del Instituto Nacional del Agua (INA) la información vinculada a la bajante y las proyecciones para los próximos meses, a través de Aguas Santafesinas S.A. (ASSA) todo lo vinculado a la extracción del agua para el consumo, en diálogo con Defensa Civil la situación de las barrancas de río y con el fin de proteger los peces de una depredación por pesca indiscriminada convocó a los organismos involucrados a reactivar el Plan Integral Estratégico para la Conservación y el Aprovechamiento Sostenible (PIECAS) de la región Delta del Paraná.

Desde la institución, se refirieron a la importancia de los recursos provenientes del Paraná: “Es importante entender que los humedales que conforman el delta del Paraná son sistemas de extrema importancia por los servicios ambientales, son cunas de diversidad biológica, fuentes de agua y productividad primaria, son reguladores de los excesos hídricos y reservorios de CO2, entre otras cosas”, y enfatizaron: “Su conservación juega un papel muy importante en el cumplimiento de los compromisos mundiales sobre cambio climático”.

En cuanto a la bajante histórica del río, desde el INA informaron que “el escenario de lluvias escasas y caudales en disminución se fue agudizando desde comienzos de este año, de manera de reducir los niveles en todo el río Paraná en territorio argentino por debajo de los mínimos observados en los últimos 49 años”, y sostuvieron que la “característica de “extraordinaria” asignada a la bajante se relaciona directamente con la característica de “extraordinaria” de la situación climática observada desde mediados del año 2019”.

En relación a la proyección para los próximos meses, señalaron que “no se espera en ningún caso una recuperación significativa de los niveles fluviales. La atención seguirá puesta en la parte de la cuenca de respuesta rápida. Por ahora y hasta el 1 de mayo se cuenta con el beneficio de una descarga adicional de los embalses de Salto Santiago (Iguazú) e Itaipú (Paraná). Esta operación de los embalses responde al acuerdo alcanzado con Brasil durante la segunda semana del mes”.

Tras la respuesta del INA, la defensoría envío dos pedidos de informe con el objetivo de que emitan su opinión sobre la situación a la Comisión Nacional Asesora para la Conservación y Utilización Sostenible de la Diversidad Biológica (CONADIBIO), y al Instituto de Limnología de Santa Fe (INALI).

Con respecto a la extracción de agua para el consumo, ese tema lo  informó a la institución el Gerente Institucional de ASSA, Hernando Quagliardi, quien manifestó que “las áreas técnicas de Aguas Santafesinas S.A. están desarrollando medidas y acciones operativas de emergencia tendientes a mantener parámetros aceptables de captación del agua cruda. Las mismas consisten en la instalación de nuevas bombas, adecuación de nivel de las cañerías de transporte de agua cruda y descenso de las bombas y plataformas ya instaladas”.

En lo referido a la pureza del agua, Quagliardi señaló: “Desde el punto de vista de la calidad, hasta el momento no se han observado variaciones significativas en el agua cruda que ingresa a las plantas que comprometan su tratamiento conforme a los protocolos de muestras que se extraen en el control del servicio”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial