Una compra-venta “simulada” que despierta sospechas

Este martes los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra ampliaron la acusación contra el abogado de Esteban Alvarado, Claudio Andrés Tavella, por lavado de dinero.

En 2016 el abogado penalista compró un campo de 10 hectáreas en la zona de Coronel Bogado, según los fiscales, pero a un precio mucho más bajo que el de su valuación fiscal. Además, habría sido una compra-venta “simulada” como presta nombre de su cliente, Alvarado.

 Tavella, cumple prisión preventiva desde el 23 de noviembre de 2019 cuando fue imputado por “usufructuar ilegalmente el título y cargo de abogado para acceder a información y manipular bienes y recursos” con el fin de obtener “beneficios lícitos e ilícitos para la asociación ilícita” liderado por su cliente.

 También fue acusado en aquel entonces por Edery y Schiappa Pietra de ofrecer dinero a investigadores policiales y de “transmitir información proveniente de Alvarado” al resto de la banda, cuando el jefe cumplía condena por robo de autos en la provincia de Buenos Aires.

 Durante una audiencia realiza este martes, los fiscales indicaron que el abogado adquirió en 2016 un campo de 10 hectáreas por $1.900.000, que pagó $80.000 en efectivo y el resto en 60 cuotas. Para los fiscales, se trató de una “simulación” de compra-venta, puesto que el abogado “no poseía la capacidad económica para realizar dicha transacción a esa fecha, según su perfil fiscal”, explicaron.

 El 26 de febrero de 2018 se da por cumplimentado el pago de la suma total anterior, aunque Tavella también gastó $267.300 en concepto de escrituración, según la documentación de los fiscales. De acuerdo a la tasación fiscal de 2016, el valor del lote ascendía a 5.443.262 pesos, por lo que los fiscales consideraron que la compra-venta se realizó “a precio vil”.

 Así, señalaron que el abogado “puso a su nombre un campo de diez hectáreas con la deliberada intención de ocultar al propietario, todo ello a sabiendas de la procedencia ilícita de los bienes de los que se valió Esteban Alvarado para adquirir el inmueble”.

 La Jueza María Carrera aceptó el pedido de la fiscalía y dictó la prórroga de prisión preventiva efectiva hasta el la audiencia preliminar al juicio oral, por lo que Tavella continuará detenido. Alvarado, de 41 años, cumple prisión preventiva desde febrero de 2019 cuando fue acusado como instigador del crimen de un prestamista y como presunto jefe de una asociación ilícita.

 En la fiscalía descubrieron una trama de empresas a nombre de familiares o allegados a Alvarado, una de las cuales era propietaria de un camión en el que fueron secuestrados casi 500 kilos de marihuana en Río Negro en 2017. Por ese hecho Alvarado, considerado por fuentes policiales y judiciales como un jugador importante del mundo narco del sur de Santa Fe, enfrenta su primera causa federal por drogas, que llegará a juicio este año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial