La Iglesia venezolana llamó a rebelarse, con el apoyo del Vaticano para salir de la crisis

RESPALDANDO LA INICIATIVA DE LA POBLACIÓN, LA SANTA SEDE ANIMA A “NO DEJARSE INTIMIDAR” Y A “ERRADICAR LA DICTADURA” DE NICOLÁS MADURO

el-cardenal-jorge-urosa-nicolas-maduro-y-el-papa-francisco

La crisis en Venezuela no se soporta más, y el Vaticano -consciente de la grave situación que atraviesan miles de personas en el país petrolero-, impulsó el movimiento de la Iglesia Católica de ese país para pedir a sus fieles que se rebelen de forma “pacífica y democrática” contra la “dictadura” chavista del presidente Nicolás Maduro.

De acuerdo con el periódico español ABC, el arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa, instó a los sacerdotes a leer en todas las misas del pasado domingo una homilía en la que animaba a los venezolanos a “no dejarse intimidar” y a “erradicar la dictadura” por la vía “pacífica y democrática”.

El diario afirma que los sacerdotes fueron especialmente instruidos para que en las misas desmientan la propaganda chavista que achaca a una supuesta guerra económica la penuria y la escasez de los productos básicos que sufre Venezuela.
La homilía del cardenal Urosa se refiere a una situación real de dictadura, cuando en los comicios legislativos del 6 de diciembre de 2015 los venezolanos votaron “no estar de acuerdo con el actual gobierno”.

Por esa razón, el arzobispo de Caracas insta a “no dejarse intimidar” y a “poner todo su empeño y acción en frenar la marcha de la dictadura y erradicarla por la vía democrática, en sana paz, por la vía pacífica”.

En sus homilías de comienzo de año, los párrocos también señalaron el “sufrimiento de millones de venezolanos” que reclaman al Gobierno “la necesidad de resolver la gravísima crisis alimentaria y de medicamentos” que afecta a la nación.
El medio español destaca que la Iglesia venezolana -respaldada por el Vaticano- afirma: “¡Nunca antes tantos venezolanos han tenido que buscar comida en la basura!”.

También se refirió al “seriamente cuestionado” diálogo entre el Gobierno y la oposición, “que fue motivo de esperanza para amplios sectores del país”.

La cúpula de la Iglesia católica venezolana recordó el mensaje del papa Francisco de procurar la “convivencia pacífica y no violenta en la familia y en las comunidades”

Solicitó que “se castigue la delincuencia que causa tanto dolor, pero evitando y sancionando los inaceptables abusos cometidos por funcionarios de cuerpos de seguridad del Estado en las así llamadas Operaciones de Liberación del Pueblo, como las masacres ocurridas en Cariaco y Barlovento recientemente”.

El Vaticano y el arzobispo de Caracas exigieron en reiteradas ocasiones la liberación de los presos políticos. Consideran que el gobierno y el Poder Judicial “tienen instrumentos legales y constitucionales para poner en libertad inmediata a la mayoría de esos ciudadanos, más de un centenar, que sufren una prisión injusta”.

El sábado pasado, el dirigente del partido opositor venezolano Un Nuevo Tiempo, Manuel Rosales, fue liberado junto a otros seis presos políticos del régimen chavista: Nixon Leal, Ángel Contreras, Yeimi Varela, Gerado Carrero, Scarli Duarte y Leocenis García. La oposición venezolana pidió que el Gobierno deje en libertad al resto de los presos políticos.

Te gusta esto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *