El valor más bajo en 20 meses para el euro y está muy cerca del uno a uno con el dólar

ES EL PRECIO MÁS BAJO DESDE MARZO DE 2015, LA MONEDA EUROPEA SE PACTÓ A U$S 1,0537 Y EN LOS ÚLTIMOS MESES SUFRIÓ PÉRDIDAS SIGNIFICATIVAS

euros

El euro siguió a la baja, un día después de que el Banco Central Europeo (BCE) decidiera prolongar sus estímulos monetarios para la zona del euro y de que su presidente, Mario Draghi, dijera que se pueden ampliar.

La moneda única se cambiaba a u$s1,053 frente a los u$s1,061 de las últimas horas de la negociación europea del mercado de divisas de la jornada anterior. El BCE fijó el tipo de cambio de referencia del euro en 1,0559 dólares.

La moneda única revalidó así su precio más bajo en 20 meses, luego de los u$s1,0482 del 16 de marzo de 2015.

Se puso en circulación por primera vez el 1 de enero de 2002, cuando se cambió por u$s0,9038.

En julio de 2002 el euro sobrepasó la paridad con el dólar en el mercado de divisas por primera vez desde febrero de 2000, y se mantuvo en esta situación.

El 15 de julio de 2008 el euro alcanzó su valor máximo hasta el momento, al cambiarse 1 euro por 1,599 dólar.

El BCE decidió prolongar los estímulos monetarios nueve meses, pero reducirá la cantidad de deuda adquirida a partir de abril de 2017, de 80.000 a 60.000 millones de euros.

La entidad emisora del euro comprará deuda por valor de 540.000 millones de euros entre abril y diciembre de 2017, más de lo que esperaban la mayor parte de los analistas, que había previsto que el BCE prolongaría las compras durante seis meses en una cantidad de €80.000 millones mensuales (€480.000 millones en total).

Los expertos de UniCredit Research señalaron que la reducción del tamaño de las compras mensuales fue una sorpresa que muestra un compromiso con la línea dura dentro del consejo de gobierno (los halcones defensores de posturas más ortodoxas de política monetaria), pero causó volatilidad en combinación con una prolongación mayor del programa.

Añadieron que los dos cambios realizados en los parámetros de las compras, ampliar el rango del vencimiento y comprar por debajo de la tasa de depósito, son negativos para el euro porque presionarán la rentabilidad de los bonos de vencimientos más cortos.

Al bajar la rentabilidad de los bonos a dos años, el euro sufrió pérdidas significativas. La banda de fluctuación del euro frente al billete verde osciló hoy entre u$s1,053 y u$s1,063.

Como o sigue?
Si hay una palabra que describe el actual panorama, esa es “incertidumbre”.

Especialmente en lo que se refiere al comportamiento del dólar frente a las otras “monedas duras” y a las de los mercados emergentes.

“Es probable que la divisa estadounidense continúe robusteciéndose frente al euro y al yen, impulsada por los acontecimientos económicos y financieros” afirma Gabriel Holand, CEO de HR Global.

En cierta manera, la fortaleza del billete verde facilita el reequilibrio económico mundial, ya que las exportaciones de los EE.UU. tienden a contraerse ante una menor demanda.

Por el contrario, pueden crecer las importaciones hacia ese destino.

Claro que este movimiento puede dar lugar a la aplicación de políticas más proteccionistas por parte del país del norte.

Para los analistas de Goldman Sachs, “la expectativa de que Donald Trump lance un gran programa de estímulos fiscales será aquello que domine los mercados durante el próximo año”.

En línea con su pronóstico del 1 a 1 entre dólar y euro, la primera recomendación de sus analistas es posicionarse en “activos verdes” y, como contrapartida, desprenderse de euros y de libras.

“Si el nuevo presidente se centra en el estímulo fiscal y en los recortes de impuestos, obligará a la Reserva Federal a endurecer su política”, afirman desde Goldman.

Añaden que si Trump centra su mandato en el proteccionismo y en la aplicación de aranceles, entonces el escenario será aún más negativo.

gabriel-holand-ceo-de-hr-global

“En Estados Unidos, los acontecimientos favorecen al dólar, con una creciente posibilidad de estímulos fiscales y más proteccionismo. Esto hace prever una mayor inflación y una política monetaria más ajustada”, explica desde Londres Francesco Garzarelli, analista de Goldman.

Por el lado de Europa, la incertidumbre sobre el Brexit va a pesar sobre la libra, mientras que la seguidilla de contiendas electorales en Italia, Francia, Alemania y Holanda, va a hacer mella sobre el euro.

Entre las recomendaciones a inversores por parte de Goldman figuran:

1. La compra de dólares

2. La adquisición de ETFs que repliquen el índice bursátil de Brasil

3. La compra de bonos del Tesoro estadounidense atado a la inflación

¿Y en Argentina?
Tras el triunfo de Trump y la devaluación de las monedas del vecindario, el mercado claramente observó un cambio de prioridades por parte del Banco Central.

En particular a la hora de tener que definir la tasa de interés de referencia (Lebac).

Así como en otros momentos tuvo más en cuenta cuestiones como el combate contra la inflación, ahora a la principal alarma se sumó otra.

Concretamente, la de evitar que el tipo de cambio quede anclado en un nivel que aísle a la Argentina de sus socios comerciales y que esto profundice la recesión.

Ante una consulta de iProfesional, un integrante del equipo económico lo dice con todas las letras: “Nos gustaría que el precio del dólar se ubique un poco más alto todavía”.

Si bien prefiere no hablar de una cotización determinada, del diálogo con iProfesional se desprende claramente que en el Palacio de Hacienda ahora prefieren que se ubique algo por arriba de los $16.

Desde la vereda del Banco Central, uno de los directores se expresa en igual sentido: “Ante la incertidumbre global, lo mejor es la flotación cambiaria, ya que es nuestro gran amortiguador ante la volatilidad externa”.

En otras palabras, donde antes había divergencia de opiniones (con Sturzenegger privilegiando la baja de la inflación y Prat Gay, el crecimiento) ahora se observa una preocupación en común.

Concretamente, la de evitar que el atraso cambiario les juegue una mala pasada en plena incertidumbre financiera global.

Te gusta esto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *